(Nota original publicada en Gaceta UNAM, el 14 de marzo de 2016: http://www.gaceta.unam.mx/20160314/analisis-academico-de-la-economia-y-el-estado-de-bienestar/)

La interdisciplina, fundamental para aportar soluciones a múltiples problemas

René Tijerino, 14 de marzo de 2016

Con el objetivo de analizar diversos aspectos del derecho relacionados con la economía y el estado de bienestar, Leonardo Lomelí Vanegas, secretario general de esta casa de estudios; Mario Luis Fuentes Alcalá, integrante de la Junta de Gobierno y del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo (PUED), así como David Ibarra Muñoz, de la Facultad de Economía, coincidieron en una mesa redonda coordinada por Diego Valadés Ríos, del Instituto de Investigaciones Jurídicas y miembro de El Colegio Nacional.

aca9_princ

Mario Luis Fuentes, David Ibarra, Leonardo Lomelí y Diego Valadés. Foto: Fernando Velázquez.

Temas contemporáneos

Lomelí Vanegas estableció que los conceptos referidos convergen en el análisis de muchos temas contemporáneos de interés. “La interdisciplina es fundamental para aportar soluciones a múltiples problemas en áreas relevantes, como la competencia económica y la regulación en ámbitos laboral y ambiental de algunos de los sectores más dinámicos y estratégicos en el mundo, como las finanzas, la energía y las telecomunicaciones”.

El estado de bienestar es una de las mayores conquistas civilizatorias de la sociedad contemporánea, pero se encuentra amenazado por problemas fiscales, restricciones presupuestales y diferentes circunstancias presentes en el país, lo que ha derivado en un sistema de seguridad social limitado y basado en el trabajo asalariado.

Esta estructura de previsión es un pilar para estos fines, pese a que su viabilidad económica siempre se ha visto condicionada por conflictos redistributivos en las sociedades capitalistas, expuso.

El futuro pasa por defender derechos económicos y de la comunidad (componentes esenciales de las garantías individuales en un sentido amplio) y definir el marco institucional y formas de financiamiento que garanticen su permanencia, incluso en un contexto de inestabilidad económica y concentración del ingreso, aseguró.

En su turno, Fuentes Alcalá señaló que la desigualdad debe leerse como una fuerza motriz que deriva en pobreza, exclusión y discriminación. Esto explica que sólo dos de cada 10 mexicanos no caigan en la categoría de pobreza multidimensional o vulnerabilidad.

Urge reconstruir el estado de bienestar. No podemos ignorar las más de 30 mil unidades médicas que operan pese a sus deficiencias ni soslayar las más de 260 mil escuelas públicas que hay en funciones, refirió.

Un termómetro de cómo se encuentra el estado de bienestar en el país se aprecia en hechos como que cada año mueran mil 22 mujeres al dar a luz (tres a diario), o que en 2015 fallecieran 26 mil 400 niños (72 al día) y ocho mil 280 habitantes (22 cada 24 horas) por desnutrición.

Asimismo, anualmente se cuentan 66 mil mexicanos difuntos debido a la violencia y accidentes, y cinco mil por suicidios. En el ámbito de seguridad y justicia se registran más de 22 mil homicidios y el asesinato de casi cien niños menores de cinco años.

“La urgencia de un estado de bienestar tiene que ver con reconocer que enfrentamos una cuestión social inimaginable. Somos una nación de jóvenes que está por volverse una de viejos; aún así vivimos en pobreza, deterioro ambiental y zonas urbanas y rurales propensas a segregar y marginar sobre todo a las comunidades más desfavorecidas históricamente: los más de 16 millones de indígenas que hay en México”, finalizó el investigador del PUED.

El escenario global

A su vez, Ibarra Muñoz ahondó en temas como la crisis europea no resuelta, la recesión latinoamericana actual, la debacle griega, el repliegue chino, la titubeante recuperación de Estados Unidos y el riesgo de otra depresión mundial, escenarios que se concatenan en una interdependencia global, deficientemente pensada e irregular.

Esos fenómenos han repercutido en la precarización de las condiciones de trabajo, la insuficiencia de ingresos fiscales, la polarización extrema del bienestar, los atractivos desmesurados de los capitales foráneos y el desencanto en torno a la democracia.

Sobre estos aspectos, Valadés Ríos comentó que cada uno abona a una estrategia de demolición de instituciones del estado clásico, como se aprecia en el hecho de que muchas de las medidas adoptadas por los partidos políticos estadunidenses y el empobrecimiento generado por la caída de los salarios en México y en el orbe generan corrientes migratorias hacia Europa y Estados Unidos.

Esto ha dado pie a un proceso de derechización en los trabajadores locales, quienes ven a los indocumentados como competencia y adversarios a quienes expulsar, concluyó el moderador del debate.

email
http://marioluisfuentes.org/wp-content/uploads/2016/03/aca9_princ.jpghttp://marioluisfuentes.org/wp-content/uploads/2016/03/aca9_princ-150x150.jpgMario Luis FuentesPrensa(Nota original publicada en Gaceta UNAM, el 14 de marzo de 2016: http://www.gaceta.unam.mx/20160314/analisis-academico-de-la-economia-y-el-estado-de-bienestar/) La interdisciplina, fundamental para aportar soluciones a múltiples problemas René Tijerino, 14 de marzo de 2016 Con el objetivo de analizar diversos aspectos del derecho relacionados con la economía y el estado de bienestar, Leonardo Lomelí Vanegas, secretario general de...Integrante de la Junta de Gobierno de la Universidad Nacional Autónoma de México; Coordinador de la Especialización en Desarrollo Social del Posgrado de la Facultad de Economía; Investigador del Programa Universitario de Estudios del Desarrollo (PUED), y Titular de la Cátedra Extraordinaria "Trata de Personas" de la UNAM. Director General del CEIDAS, AC; Director de la Revista México Social, y Conductor del programa México Social, que se transmite todos los martes a las 10  pm por Canal Once.